lunes, 21 de enero de 2013

La difícil relación entre las dos culturas

Acabo de leer, con gran placer, el último libro de Francisco García Olmedo titulado "En el Espejo de los Días". García-Olmedo es catedrático, jubilado, de la Universidad Politécnica de Madrid y uno de los referentes de la investigación en biotecnología en España. Fue uno de los primeros ¿o el primero? en realizar transformaciones de plantas y por ende en crear las primeras líneas de plantas transgénicas "made in Spain". Además es un brillante divulgador autor de libros como "La tercera revolución verde" o "el Ingenio del hambre", que son unas auténticas joyas. Este último libro viene a ser una especie de falso diario que transcurre entre el 28 de noviembre del 2011 y el 11 de julio del 2012 donde los hechos de cada día sirven de enlace o de excusa para ir deshilachando diferentes recuerdos o historias de su vida, a modo de autobiografía. Por lo tanto es un libro de un científico, pero no se habla de ciencia, o no mucho, ya que esta tiene un papel secundario o solo sirve de excusa. Hay muchos episodios relacionados con al vida de algunos de los muchos científicos que ha conocido, pero también se comentan episodios de la la vida social española y europea de las últimas décadas. Se me ha olvidado mencionar un pequeño detalle. García Olmedo es científico, pero también es autor de libros de poesía, de novelas y en su juventud hizo sus pinitos como guitarrista. El García de García Olmedo además lo emparenta con lo mejor de la literatura, puesto que es primo segundo de Federico García Lorca, de cuyos veranos con sus hermanas y sus estancias en la casa de Madrid da cumplida cuenta en el libro. García Olmedo además ha tenido, por circunstancias familiares o profesionales, la oportunidad de codearse con lo más granado de la intelectualidad y al política española. Así en el libro se pueden leer sus anécdotas con el pintor abstracto Fernando Zóbel, o con su familiar el pintor Guerrero, con Esperanza Aguirre, sus debates con dirigentes de Greenpeace o como en los años 50 estuvo a escasos 50 cm de cambiar la historia de España en una caseta de la feria de Sevilla. No estamos ante un libro de ciencias sino un libro de letras donde se habla de literatura, de arte y de política en primera persona, escrito por un científico, que a la vez es un gran humanista y hombre de letras. 



Mientras lo leía (en dos sentadas) no podía evitar pensar sobre el ficticio o artificioso mundo de las dos culturas, ese que dice que la gente es de ciencias o de letras. Que alguien sea digamos "de ciencias" no implica que no pueda dedicarse a la literatura con notable éxito, quizás la relación no sea biunívoca y es más raro encontrar a gente de letras que se dedique a la ciencia, aunque algunos libros brillantes de divulgación científica han sido escritos por gente que no tenía formación científica. Tampoco ayuda que entre cierto sector de la presunta "intelectualidad" o pseudointelectualidad española haya un cierto desdén o prejuicio hacia las ciencias, quizá como reacción por no admitir su propia ignorancia. 


Fuente: http://josepgmaynou.blogspot.es/

Si alguna vez escribo en un post que el Quijote lo escribió Lope de Vega, me dirían de burro para arriba y con razón. Por suerte, a pesar de ser "de ciencias" sé que lo escribió Cervantes, incluso siendo pejigotero podría decir que debido al éxito de la primera parte aparecieron varios Quijotes apócrifos, siendo el más conocido el Quijote de Avellaneda y esto fue una de las causas que llevó a Cervantes a escribir la segunda parte. En cambio en muchos artículos, columnas de opinión o declaraciones de gente "de letras" suelen meter la pata espectacularmente, confundir conceptos y dejar en evidencia su escaso rigor por lo menos para documentarse.Entre los ejemplos más destacados tendríamos a Juan Manuel de Prada cuestionando la evolución, a Cesar Vidal considerando la grafología como una ciencia o a Joan Rossell demostrando que no tiene ni idea de genética



El problema es que el desdén por la "cultura científica" parece ser algo más que alguna metida de pata sino que está bastante enquistado en nuestra cultura. por ejemplo, solo basta buscar términos científicos en el diccionario de la RAE para encontrarnos una falta de criterio y a veces de rigor en al definición de términos relacionados con la biología o la física (sobre este tema recomiendo este podcast de "El rincón prohibido").



Otra curiosidad de este conflicto entre las dos culturas y como se es más estricto con los de ciencias cuando hablan de letras, pero nunca a la inversa es cuando hacemos textos técnicos en castellano, como puede ser una tesis o un proyecto fin de carrera. La norma es traducir los términos científicos en inglés a su equivalente en castellano. eso tiene el problema que muchas veces no hay una traducción oficial. Por ejemplo, una búsqueda en una colección de genes (en inglés "screening") lo he visto traducido como escrutinio, cribado o rastreo. Incluso alguien ha tirado de traductor automático y se le ha escapado decir apantallamiento. Con la diferencia que un screening todo el mundo sabe o que es, y cuando utilizas el término en castellano no precisas a que te estás refiriendo, pero claro, utilizar el término inglés es un barbarismo y se penaliza en cualquier evaluación. Lo normal, para facilitar la lectura, es que la primera vez que se utiliza el término se pone entre paréntesis el nombre en inglés para especificar a que te refieres y evitar equívocos, algo que el lenguaje científico no puede permitirse. Sin embargo cuando vas a cualquier texto jurídico o en mucho textos históricos, aparecen muchísimas expresiones latinas y no se consideran barbarismos, sino cultismos y no tienen la categoría de error o de perversión del lenguaje. 


Volviendo al libro hay otra cosa que me ha hecho ser pesimista sobre la cultura científica en España. El libro está autoeditado. En una conferencia reciente en el IBMCP García Olmedo comentó la dificultad de encontrar editor para su obra más reciente. Hoy en día cuando entras en cualquier librería te das cuenta que se vende básicamente autoayuda, libros de cocina o dietas, libros de gente que sale por la tele y best sellers facilones. Una lástima que obras tan interesantes como  estas no puedan abrirse al público en general y queden como bocados de gourmet para que las disfrutemos unos pocos. 

Si te ha gustado, puedes darle visibilidad a esta entrada votando aquí. 

Y esta es mi aportación al III carnaval de humanidades que con el el lema "con C de ciencia y Cultura" se aloja en el blog "El cuaderno de Calpurnia Tate".
Votar esta anotación en Bitácoras.com

43 comentarios:

  1. Buenas..me ha llegado este post por twitter porque tiene que ver con algo que escribí el otro día en mi blog y que sigue básicamente la misma línea de opinión.

    http://www.cosasqmepasan.com/2013/01/queridos-cientificos-ii-no-queremos-que.html

    La diferencia entre la ( mal llamada) gente de letras y gente de ciencias ha sido brutal y todos tenemos mucha culpa en el desinterés absoluto que demuestra gran parte de la sociedad hacia el conocimiento ya sea de física de la materia condensada o de arte del bajo medievo en España.

    La divulgación bien hecha para el público general es dificil de encontrar tanto en letras como en ciencias. La diferencia fundamental es que las letras han optado por lo fácil despreciando el rigos ( por ejemplo con las mal llamadas novelas históricas) y la ciencia ha optado por el rigor frente a la accesibilidad hacia esa información. Ambas partes confunden muchísimas veces el medio por el que comunican y el receptor de esa información.

    http://www.cosasqmepasan.com/2013/01/queridos-cientificos-ii-no-queremos-que.html

    Esa es mi entrada por si te interesa.

    Ah, y el problema de la edición de libros es espantoso para cualquier materia.

    ResponderEliminar
  2. Muy buenas,

    Felicidades por el post. Son pocos los que desconocen la faceta divulgadora de García Olmedo, aunque no creo que sean muchos los que conocen su "vida paralela" en el campo de la poesía o la literatura. Precisamente, con el firme convencimiento de que las dos culturas no es más que una falacia, en el año 2005, tres personas de ciencias, decidimos poner en marcha una revista en la que gente de "letras y ciencias" reflexionasen sobre "ciencias y letras". Desde la Universidad de Málaga, comenzamos a editar Paradigma, y este mes de enero verá la luz el número 14 (hubo un número 0). Le invito a usted, y cualquiera que pueda estar interesado, a que se de un paseo por los 14 números publicados hasta la fecha disponibles en la web de la UMA (http://www.ciencias.uma.es/paradigma) Aprovecho la ocasión para comentar que en el próximo número, el de enero, diversos autores reflexionan sobre la palabra.
    Me reitero en mis felicitaciones.
    Enhorabuena por el blog.
    Saludos
    Jose

    ResponderEliminar
  3. Hombre... lo del Quijote y Lope de Vega viene a ser como saber multiplicar sin decimales, cosas que se aprenden en la escuela. Comparar El Quijote con un screening es cuando menos exagerado. Y también se podría decir que García Olmedo es un poeta que además se dedicaba a cuestiones científicas para ganarse la vida. El orden de los factores sí altera el producto, cuando menos subliminalmente. Y poner a De Prada o a Vidal como intelectuales... ¡joder!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vale. Cosas que se aprenden en la escuela y que puedes preguntar a alguien de letras, a ver qué tal: ¿Qué es el número pi? (no cuanto vale, su significado). Fórmula del metano. Qué es una mitocondria. Forma geométrica de la órbita de un planeta.

      Eliminar
    2. Lo siento mucho pero decir que es un poeta que se dedica a cuestiones científicas es degradante, lo contrario no.

      Eliminar
  4. Echo en falta buenos divulgadores científicos en este país. Por ejemplo, no he encontrado aquí ni un solo blog del nivel de las decenas de blogs de muy alto nivel que uno puede encontrar en el mundo anglosajón. Lo mismo en cuanto a libros.

    Sospecho que, en parte, esto se debe al bajo aprecio general por la ciencia que tenemos en nuestra cultura, lo que explicaría, por un lado, que buenos escritores sin una fuerte base científica no deseen escribir sobre ciencia, y, por otro, que la mayoría de los buenos científicos que sí que tenemos tengan poco interés por divulgar algo que en realidad interesa poco al gran público.

    ResponderEliminar
  5. Sobre el tema de las dos culturas recomiendo el libro "La razón estrangulada" de Carlos Elías. En realidad el libro trata de la crisis de la ciencia en la sociedad contemporánea pero también abarca el problema de las dos culturas.
    Muy recomendable.

    ResponderEliminar
  6. Como curiosidad:
    Más de una vez habremos oído decir "Es que soy de letras", para justificar su ignorancia en alguna materia. Sin embargo, ¿alguien ha oído la expresión "es que soy de ciencias"?
    Hipatia.

    ResponderEliminar
  7. Por favor, no identifique esto
    "Juan Manuel de Prada cuestionando la evolución, a Cesar Vidal considerando la grafología como una ciencia o a Joan Rossell demostrando que no tiene ni idea de genética"
    como gente de Letras.
    Es como identificar a la gente de ciencias con el primo de Rajoy, que es físico y decía que no hay cambio climático.
    La gente de letras es culta.
    Por cierto, las dos ciencias se dejan en el limbo a las ciencias sociales, que ni son ciencias exacatas, pero son ciencias, ni son letras, pero gran parte de su objeto son las letras: la economía, la sociología, la antropología, etc

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El primo de Rajoy puede considerarse perfectamente alguien 'de ciencias'. Es catedratico de fisica en la Universidad de Sevilla y un investigador razonablemente bueno en el area de fisica de la materia.

      Las declaraciones (ojo, privadas) que le hiciese a Rajoy y lo que Rajoy hiciese despues con ellas no tienen nada que ver con que este hombre sea o no de ciencias.

      Eliminar
    2. Es que Rajoy es claramente de letras...

      Eliminar
  8. Aunque no te lo creas yo si he escuchado entre amigos el "es que soy de ciencias" para justificar alguna laguna, sobre todo en lo relacionado con el arte o la historia.

    ResponderEliminar
  9. Luis Martín Santos: Tiempo de silencio: siglo de plata español. Médico y escritor -o escritor y médico, quién sabe. Ni de ciencias, ni de letras: una persona. Se nota cierto rencor o un je ne sais quoi en tu post que espero que haya misunderstanding or overinterpreted. Un besito y no hagas más grande el abismo entre las dos culturas incendiando puentes que tan hábilmente tiende gente a la que estimas, valoras y respetas, como García Olmedo. Si vas a comentar el libro, hazlo, si vas a criticar a la gente de letras, hazlo, pero no mezcles tu desalentadora -y sesgada - crítica con un libro de alguien que probablemente busque lo contrario: aunar literatura y ciencia. Algo muy bonito :)

    Atte; uno de ciencias que se pasó a letras. Miratúpordonde.

    Francisco JDR

    ResponderEliminar
  10. Lo sesgado de este artículo es evidente. ¿Supremacía de la cultura 'de letras' en la sociedad actual? Analicemos las últimas reformas educativas o enfrentémonos a la realidad de un instituto. La de veces que habré escuchado llorar al profesor de filosofía porque total, qué necesidad hay de hacer repetir a un chaval por filosofía, cuando él lo que va a ser es ingeniero. Nadie siente esa legitimidad con materias como matemáticas o química, esas sí, serias e importantes.
    Y bueno, con lo de los bestsellers, los libros de cocina y autoayuda, etc... Es que ahí ya estamos confundiendo el tocino con la velocidad. En España hay falta de CULTURA. Así, en mayúsculas.

    ResponderEliminar
  11. Sinceramente no creo que el problema sea tan simple como que la gente de letras tiende a menospreciar la ciencia y ya está. Sí, es cierto, eso evidentemente pasa; pero de igual manera que hoy en día muchas teorías new age adoptan un lenguaje pseudocientífico para dotarse de autoridad, dentro del discurso de las letras existen charlatanes y retrógrados (como los del vídeo) que justifican sus posturas religiosas o anti científicas desde fundamentos filosóficos o de cualquier otro tipo (con la evidente docilidad que tienen las letras para este cometido por carecer de una metodología tan clara como la científica). No creo que sea la culpa de las letras y las artes vivir en un país donde el catolicismo fue el pilar sobre el cual se levantaba la educación hasta hace bien poco.
    Por otro lado creo que de la misma manera que gente de letras desprecia la ciencia, hay gente de ciencias (creo que, gracias a dios, no la mayoría) que ven con un manifiesto desdén cualquier disciplina que no utilice una metodología científica. Eso ayuda muy poco a tender puentes.

    Lamperez ¿Cuantos universitarios de biología crees que podrán nombrar, así a bote pronto, el nombre de dos obras de Galdos, ?. Por poner otro ejemplo de algo que también se estudia en el instituto. Desgraciadamente muy pocos. La ignorancia patente que hay entre la gente de letras de cuestiones científicas no es algo particular, es simplemente una muestra más de la gran ignorancia sobre todo que hay en nuestra sociedad.

    En este país no hay un desdén por la cultura científica, hay un desdén por la cultura en general, da igual que sean ciencias, letras o artes.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  12. no he odido aguantar más de 2 minutos de intereconomía. No se puede explicar el orígen de la vida, por tanto el cielo y el infierno existen. Que irritante es ésta gente y que falat de respeto a los demás.

    ResponderEliminar
  13. Con todo mis respeto y sin ánimo de ofender, creo que en la entrada cargas contra la "gente de letras" de forma gratuita. No creo que esta afirmación sea cierta ni mucho menos adecuada: "Tampoco ayuda que entre cierto sector de la presunta "intelectualidad" o pseudointelectualidad española haya un cierto desdén o prejuicio hacia las ciencias, quizá como reacción por no admitir su propia ignorancia. " Me gustaría saber qué es ese "sector" y quién lo compone. Ya habrás adivinado que soy "de letras". No sé si me equivoco, pero tengo la impresión de que tratas de decirnos que los "científicos" sí pueden meterse a humanistas, pero que a la inversa no funciona tan bien. Sin lugar a dudas, un gran científico puede ser un gran humanista, pero tampoco veo por qué no puede recorrerse el camino inverso. Al fin y al cabo, el hecho de especializarse en una materia u otra no sólo es cuestión de capacidad, sino también de tiempo y dedicación.

    Me permitirás otra pequeña crítica, pero debo decirte que detecto cierto olorcillo a victimismo en estos párrafos. Me temo que, desgraciadamente, la ciencia no es el único ámbito de la cultura que sufre desprecio y que es víctima de la ignorancia (supina) en nuestro país, en el que, por cierto, se lee más bien poquito. Así aquí nadie lee demasiado, ni sobre ciencias ni sobre letras. Creo que ahí las ciencias y las letras están empatadas, por desgracia -repito. En lo relativo a los préstamos, no acabo de entender por qué dan por incorrectos los préstamos lingüísticos. Para mí, el criterio de adopción de un préstamo está claro. Si existe un equivalente en español que ya esté asentado en el uso, pues empleamos el término en castellano; que no existe, pues se utiliza el inglés.

    Como ya ha señalado algún comentarista, incluir a Juan Manuel de Prada entre lo más granado de la intelectualidad española es, cuando menos, de una generosidad que no sabría cómo calificar. César Vidal puede considerar que la grafología es una de las ciencias más exactas, que no dejará de ser una opinión suya y nada más, que no viene a ser como el portavoz de los "letrosos" españoles. También hay médicos e incluso instituciones médicas que incluyen a la homeopatía dentro de la ciencia y lo que es peor, dentro de la ciencia médica. Debo señalarte que conozco muchos "hombres y mujeres de letras" que respetan y conocen la ciencia.

    ResponderEliminar
  14. [continúa del anterior] También conozco algunos que desde el humanismo, desde las "letras" o como queramos llamarlo, se suben al carro del "cientificismo" para darse cierta aura de importancia y de falsa seriedad. Es una actitud, no sé si propia de cierto sector, pero sí de ciertas personas, que ya dejaron al descubierto en su día Alan Sokal y Jean Bricmont en sus "Imposturas intelectuales". Humanistas impostando la voz de las ciencias. Vamos, que algunos venden gato "letroso" por liebre científica.

    Por otro lado conozco algunos hombres "de ciencia" (perdón por tanto entrecomillado, pero es que así pongo el acento en lo relativo de los términos) que se permiten cometer faltas de ortografía -como mínimo- alegando que "son de ciencias". Es como decir que yo no sé devolver un cambio ni aplicar un porcentaje porque soy de letras. Y también conozco a "letrosos" que no aciertan con el cálculo mental. Volvemos a lo mismo que decía respecto a la lectura. Falla la educación en general y es por eso mismo que nos autolimitamos con esas dicotomías irreductibles, como la de ciencias/letras. Cierto que cada rama del saber tiene sus métodos y sus terminologías, y ahí no deberían haber demasiadas interferencias, aunque -por qué no- podríamos establecer puntos de contacto. Como se suele decir, una cosa no quita la otra. A todos se nos debería suponer cierta culturilla general al acabar la secundaria, y ahí incluyo tanto las ciencias como las letras. Para mí, lo importante está en el comercio entre las diferentes áreas del saber, el compartir, conocer y respetar las opciones del otro. El rigor, por ejemplo, es algo que nos une, o por lo menos, debería hacerlo. Una vez leí por ahí que las ciencias (así, a secas) son rigurosamente exactas, y que las letras (también a secas) venían a ser rigurosamente inexactas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un problema de mentalidad y de puntos de vista, cuántas veces habré oído que la Ciencia es una religión y subjetivizarlo todo, que la Ciencia puede estar equivocada porque la Ciencia antes decía que la Tierra era plana, que los curanderos tambien son científicos... Es una tremenda falta de respeto.

      Eliminar
  15. Anónimo, yo me alegraría de que aún haya que justificar que no sabes algo de ciencia. Es un privilegio que las letras ya no tienen ;).

    ResponderEliminar
  16. ¡Muchísimas gracias por el post!

    Entender el "debate" ciencias vs letras desde el punto de vista en que nosotros los científicos lo vemos (falta de rigor científico en los medios, erores muchas veces intencionados...) es algo digno de escribir, para demostrar y mostrar que la Ciencia es cultura; pero es aún más enriquecedor ser autocríticos y ver como los científicos en ese "debate" también tenemos que prestar atención a "las letras".

    Muchas gracias por participar en el Carnaval de Humanidades.

    Saludos

    ResponderEliminar
  17. Estimado autor:
    Le indico las siguientes cuestiones que debería revisar en su artículo: signos de puntuación, precisión léxica, tipología de los diccionarios, ortografía, sintaxis y mecanismos de coherencia y cohesión.
    Un saludo de alguien de letras.

    ResponderEliminar
  18. Creo que la mayoría no ha entendido lo que ha querido decir con el ejemplo de El Quijote.

    No todos los de ciencias saben (ni tienen por qué saber) mucho de Cervantes, Galdós o quien sea.

    La diferencia es que si uno de ciencias no sabe de lo que habla, se abstiene. Si atreviese a hablar sobre esos temas sin tener ni idea, demostrando claramente su ignorancia, tanto los de ciencias como los de letra se lo comerían vivo, incluso otros "ignorantes" sabrían que no dice más que tonterías y no le darían credibilidad. En el caso de las ciencias todo el mundo se cree docto en la materia. En mi opinión tendría que ocurrir al revés, pero es una simple opinión...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo que comentas Anónimo, por desgracia no es solo cuestión de letras vs ciencias. El atrevimiento de hablar de lo que no se sabe está a la orden del día.

      ¿Cuántos de los que hablan cada mañana sobre la deuda pública, el IBEX 35, la prima de riesgo, inflación, IPC, PIB etc, saben lo que significa cada término, a qué se debe y qué consecuencias puede tener? Por poner un ejemplo...

      Todos queremos saber de todo.

      PD: Tuve la suerte de asistir a una conferencia sobre transgénicos que impartió el Prof. García Olmedo en mi ciudad el 16 de enero del año pasado. Me mantuvo pegada al sillón durante las más de 2 horas que duró la charla y el debate. Fue fantástico.

      Eliminar
    2. Hombre, el problema es que si tomas como gente de letras a unos tertulianos de intereconomía, algunos de los cuales se autodeclaran carlista, y a toda una serie de magufos, pues sí, claro, hay gente que habla de ciencias sin saber.
      No es que no lleve razón en que hay gente de letras que trata la ciencia con desdén, la hay, pero si dejas de lado a reaccionarios y new age serán una minoría.

      Es que si ponemos como patrón de algo a tipos cuya norma es meterle patadas a cualquier disciplina, ya sea histórica, científica o de cualquier otra índole, cualquier posibilidad de debate serio se pierde.

      Eliminar
    3. Es curioso: he puesto ejemplos de gente que ha dicho en público burradas científicas y no han recibido apenas crítica por ello. Tampoco nadie ha comentado el escaso rigor científico de las definiciones que aparecen en el diccionario de la RAE, debe ser que también es patrimonio de intereconomía.

      Eliminar
    4. El problema es que la ciencia "pura" sí que es distinta a todo lo demás.

      La equiparación con la ciencia sólo se alcanza desvirtuando ésta, el método científico y los concepto de leyes e hipótesis, en lugar de hacerlo destacando las características de otras materias (cosa que en mi opinión no es posible).

      Esto lleva a denigrarla y rebajarla al nivel de la religión y magufadas en general, o la filosofía, que es muy respetable pero no es comparable.

      Y lo de "soy de letras", convendría diferencia:
      "es que soy de letras...": denota humildad y consciencia de su propia ignorancia, uno no lo puede saber todo.
      "soy de letras pero...": denota prepotencia y con mucha probabilidad viene seguido de una estupidez supina.

      Eliminar
    5. Hombre es que no creo que se te haya criticado el sentido general del texto, lo que pasa es que molesta (y a mí entender con razón) que tomes a Rosell o a esos tertulianos como ejemplo común de gente de letras.

      Eliminar
    6. Personajes públicos que han metido la pata hablando de ciencias y apenas se ha comentado, más la RAE. ¿Que hubiera pasado si hubieran confundido un dato histórico?

      Eliminar
    7. Hombre, yo creo que se debería de distinguir entre “errores” y simple falseamiento.
      En los ejemplos de Manuel de Prada, Cesar Vidal, y compañía (que son los que has puesto) hay una intención política que ya a a priori que tiende a desdeñar la ciencia.
      Si tu intención en este blog ha sido cargar contra ese sector pseudointelectualoide y reaccionario español y criticar las muchas metidas de pata que tienen, estoy de acuerdo con lo que dices y entonces te malentendí y te pido disculpas por las criticas. Pero si era tomar sus declaraciones como las propias o comunes de la gente de letras de igual manera podría replicarte que burradas del mismo tipo puedes oír de sus bocas sobre disciplinas no científicas. A bote pronto me vienen a la cabeza afirmaciones como que la guerra civil comenzó en el 34, que la dictadura franquista era ajena al fascismo o tonterías malintencionadas de ese estilo.
      Y no solo eso si no que además en el día a día alguien que se dedique a la historia, por ejemplo, tendrá que aguantar a políticos hablando de naciones y nacionalidades en épocas en las cuales no había nada de eso, y poca gente veo que se rasgue las vestiduras por ello. Y eso es el pan nuestro de cada día.
      Ahora, si quieres ir a lo extremo, te recomiendo que te pares a leer los artículos que irán saliendo en torno al dos de mayo sobre la nación española y la guerra de la independencia. Se dicen burradas a mansalva (incluso una vez una periodista dijo que los españoles nos habíamos defendido tirando botellas de butano a los franceses xD), y salvo alguna voz aislada nadie se queja.

      Con lo de la RAE tienes razón, eso no lo niego, pero no creo que sea tanto un problema de desdén hacía la ciencia propiamente, como uno más de los síntomas que demuestran la dificultad que tiene esa institución para adaptarse y abrir un poco la mente.

      A donde quiero llegar es que no creo que haya un desdén propio de la gente de letras hacía la ciencia (aunque supongo que de todo habrá), ni que tampoco haya un específico desprecio hacía la ciencia por las instituciones. Sé que es realmente difícil desarrollar proyectos científicos en España y que a el gobierno y los poderes públicos (y privados) les importa bien poco, pero tras una reforma educativa como la que se está gestando (donde por ejemplo la filosofía casi desaparece de la educación) no creo que se pueda decir que sea específicamente la ciencia la disciplina maltratada en nuestro país, lo son todas.


      P.D: a raíz de lo dicho sobre filosofía, muy poca gente se ha escandalizado porque se haya casi expulsado de la escuela. ¿Qué pasaría si en su lugar quisieran hacer eso con la biología?¿No crees que se armaría un gran revuelo?.

      Soy el mismo de arriba por cierto.)
      Un saludo.

      Eliminar
  19. Si escribes precisamente sobre este tema y hablas del "escaso rigor por lo menos para documentarse" de los "de letras", haz el favor de molestarte en usar un diccionario y por lo menos pasar el corrector de tu editor de texto. Y esto se presenta a un "Carnaval de humanidades"... Hay faltas léxicas, ortográficas, anacolutos y mala puntuación. Si es un examen escrito, lo suspendes.

    1- No es "pejigotero"*, sino "pejiguero", ni "metida de pata"*, sino "metedura de pata".
    2- "Otra curiosidad [...] es cuando", que ya cita #1. "Con la diferencia que un screening todo el mundo sabe [l]o que es". "eso tiene el problema que muchas veces". Esta última con minúscula tras un punto, encima.
    3- Falta de mayúscula inicial tras un punto, varias veces. Uso incorrecto continuado de las comas. En "Fue uno de los primeros ¿o el primero? en realizar", la pregunta debe ir entre algún tipo de puntuación, paréntesis preferiblemente.
    4- También se pueden señalar el pobre uso del lenguaje, especialmente con lugares comunes y pedanterías como "hacer sus pinitos", "dar cumplida cuenta" o "lo más granado".
    5- Innumerables errores al teclear.
    6- Erróneo empleo de números y símbolos en una redacción: "estuvo a escasos cincuenta centímetros de cambiar la historia " y no "*estuvo a escasos 50 cm de cambiar la historia", que daña la vista.

    Y que conste que no creo en las dos culturas; pero en este artículo te has cubierto de gloria.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo bueno de este post es que ha sido útil para que aprendas como se escriben correctamente las magnitudes.

      http://www.meneame.net/story/dificil-relacion-entre-dos-culturas#c-19

      Eliminar
    2. A mí lo que me pasma es que porfíes y que no te mueras de vergüenza por dejar el texto como está.

      Eliminar
    3. Seguro que el cuidar de las apariencias se te da de miedo, por lo demás...

      Eliminar
    4. Totalmente normal o habitual, anónimo.

      Eliminar
  20. Propongo un nuevo título para la colección: "Los pseudo intelectuales, ¡vaya timo!" (¿Quién se atreve a decir "yo no soy uno de ellos"?)

    Saludos. Lola.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No seas tan dura contigo misma ;)

      Eliminar
  21. Enhorabuena por tu post.
    Es curioso aun así cómo a partir de un post que trata claramente de disminuir la brecha entre esas dos culturas, ciertos "lectores" tuyos le dan la vuelta a todo para entender precisamente lo contrario. Qué ganas de bronca que tienen algunos, con lo malo que es enfadarse para el equilibrio holístico XD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No es cierto que este post "trata claramente de disminuir la brecha entre esas dos culturas". Por el contrario, ahonda en la misma de forma bien evidente, aunque, como siempre, muy mal escrita.

      Eliminar
  22. Cada vez que alguien, en algunas de las numerosas tertulias y coloquios de los medios, alega ante una confusión de cifras o alguna referencia sobre algún hecho científico (que suelen ser muy generales, por cierto)que "soy de letras" pienso ¡pobre imbecil!, le deben ir engañando perpetuamente por la vida ya que no podrá saber cuanto paga de impuestos en el IRPF, ni que el presupuesto para cambiar el parquet pueda estar mal ya que ignora como medir la superficie de una habitación o que no sepa cuantos euros supone la rebaja del 30% en el precio de una camisa, o cuanto alivio supone para su bolsillo si al comprar dos productos el segundo tiene un descuento del 70% o si el camarero se ha equivocado al cobrar 3 cervezas.

    Además irá como un mono ignorante por la vida reptiendo hechos y actos de los que ignora su razón. No sabrá porque en la playa o montaña hay que aplicarse crema protectora ya que al ser de "letras" ignora lo que es la radiación ultravioleta o el calambrazo que te da si metes la punta de un cuhillo en el enchufe por una cosa llamada electricidad o que el GPS del coche deber ser un invento americano como la cocacola.

    Como no creo que nadie medianamente ilustrado vaya asi por la vida, está claro que lo de "soy de letras" es una "boutade" o una forma de camuflar tu ignorancia total. La pintura, la arquitectura, la historia no se entenderian sin unos conocimientos cientificos básicos.

    Además hay un hecho parádojico. Gran parte del eximente "soy de letras" lo aplican ante cifras, porcentajes y conceptos fisico-matemáticos pero estoy seguro que al final de mes tendrán muy controlado: el precio por tertulia, numero de tertulias, descuentos fiscales aplicados, dietas y taxis pendientes de cobro, etc.

    ResponderEliminar
  23. Por tu escrito no queda claro, Daryl (Hannah o no, chi lo sa), si eres de ciencias o de letras. Pero tu panfleto no pertenece ni a un "bando" ni a otro. Es un simple panfleto pésimamente escrito, con múltiples errores ortográficos, sintácticos y, lo peor, conceptuales, que solo pretende seguir descalificando a uno de esos tus maniqueos "bandos".

    Yo, que soy "de ciencias" (lo que no constituye ninguna categoría humana), admiro enormemente a mucha gente "de letras" (que tampoco es una categoría humana). Y, recíprocamente, sé a ciencia cierta que muchos "de letras" admiran a muchos otros que son "de ciencias". Incluso en este país.

    Buenos contra malos, blancos contra negros, listos contra torpes. Falsas dicotomías que se blanden y se usan como armas, por el mero y morboso placer de dar la murga.

    ResponderEliminar
  24. Photograph 51.

    http://latw.nfshost.com/wp2/?p=263

    ResponderEliminar